14/02/2017

Atlético Tucumán

COPA LIBERTADORES

Un equipo humilde con expectativas altas

"La humildad nos ha llevado a cumplir objetivos importantes", indicó Cristian Lucchetti.

“Tomamos esta previa con la tranquilidad de saber que ya pasamos una fase complicada, aunque ahora se viene otra que tampoco va a ser fácil”, señaló Cristian Luccetti. 

Lo que dice el Laucha tiene aire a juego de palabras. No lo es. Resume lo que siente el grupo: está contento por haber alcanzado la fase 3 de la Copa Libertadores, pero no le quita el pie al acelerador al desafío porque es consciente de que visitar a Junior, en Cartagena, no será tarea sencilla.

“Lo bueno es que definiremos esta serie en casa, y eso en cierto modo es una ventaja”, reconoce el capitán, que ya jugó en Colombia pero nunca ante Junior. “No conozco la ciudad ni al equipo, y eso, claro, nos genera algo de incertidumbre”, explica, aunque aclara: “tenemos más información que lo fue la previa con El Nacional, así que no vamos con tantas dudas a este partido”.

Desde aquel derrape en 2014, cuando Atlético perdió la chance de volver a Primera en el desempate con Huracán, en Mendoza, todo lo que vino después estuvo vinculado al éxito. ¿Cuál es la fórmula ganadora? “Hay un grupo de personas humildes, que tienen muchas ganas de crecer, a pesar de la edad, como lo es mi caso (38 años). Y también hay chicos que quieren seguir consiguiendo cosas importantes”, explica Laucha.

En el Decano, la sed de gloria hoy es tan importante como el aire que respiran sus protagonistas. “La humildad nos ha llevado a cumplir objetivos importantes. Alguno quizás soñó con esto, pero era difícil lograrlo. Ojalá sigamos haciendo historia. Tenemos muchas ganas de seguir creciendo. Estamos a 180 minutos de una nueva alegría”, confió Lucchetti.

Recomienda esta nota: